Share This

Postlogos

POSTLOGOS.Reflexiones sobre la apreciación del arte en la actualidad.

José Vallejo Prieto

ref: 002

184 páginas

17X24 cm

rústica

2012

Libro en el que autor observa la situación actual de la percepción del arte. En él, reflexiona sobre los procesos creativos a través de 10 proyectos desarrollados por Jaime García, con la entrevista y la revisión ex profeso de la obra como herramientas.

Editado por el Ayuntamiento de Santa Fe en colaboración con Geometría del desconcierto-ediciones. Incluye el catálogo de la exposiciónLA TENSIÓN DELA FORMA: entre objetualización e identificación.

 

“ÍNCIPIT

Durante estos últimos años he tenido la oportunidad de trabajar estrechamente con diferentes artistas de distintas generaciones que a su vez son o han sido partícipes de corrientes divergentes tanto formal como conceptualmente, lo que me ha llevado a repensar, en la medida que el tiempo me lo ha permitido, en el arte y su función, sometiendo a crítica diversas actitudes intelectuales que se enfrentan a la obra de arte, a los artistas y al fenómeno de la recepción por el público, tanto el ocasional como el ilustrado y habitual seguidor de las plasmaciones artísticas. De este modo he intentado acercarme desde diversas perspectivas al mundo de la creación artística en la actualidad, viendo de forma necesaria la interrelación con aquellas marginalidades del arte pensado o academizado, cuando se habla sobre él, como es el caso de la música, compañera inseparable de la creación visual, pero dejada de lado de forma casi perenne en la teoría: y esto, claro está, deja de lado una concepción artística que participa de forma esencial de muchas de aquellas peculiaridades que el final del siglo XX ha pretendido quitarle al arte y al artista.
 
En origen, este libro era una reflexión sobre el proceso creador de un artista en particular y de una etapa concreta de su producción. Es decir, un análisis de la creación contemporánea a través de la obra de Jaime García entre los años 2000 y 2010, fechas claves en su trabajo, como se verá más adelante, pero que además vienen marcadas por la disolución del equipo JGARCÍA, al que pertenecía junto a José García, y la llegada de su obra a un nuevo plano de integración interdisciplinar que se puede confundir con la del colectivo pero que mantiene la independencia y originalidad de cada uno de los contribuyentes del mismo, bajo el cuestionamiento básico de Jaime García como artista central en la ejecución de la obra.
 
Como es lógico, cuando se trabaja con un artista inquieto y capaz, la primera propuesta se amplió con una nueva formulación: hacer una nueva visita a cada uno de esos proyectos en los que el analista, como era mi caso, no era un espectador sino que se convertía en miembro activo de cada una de las acciones a recrear, bajo una formalidad diferente y económicamente viable, pero sin perder un ápice de su sentido conceptual. Quisiera hacer hincapié en esta cuestión ya que, en el fondo, esa búsqueda del sentido del arte es la preocupación básica y casi me atrevería a decir que absoluta, bajo la que se rigen todas las disciplinas teóricas que pretenden interpretar el trabajo artístico, con la salvedad de que se dejan de lado importantes matices, dependiendo de qué trinchera toque defender en el mundo de las ideas recreado a expensas del arte.
 
De este modo fue tomando forma este libro, en el que su cuerpo fundamental es una serie de diez entrevistas, quizás mejor conversaciones, realizadas a Jaime García a lo largo de nueve meses. En cada una de ellas se reflexiona a través de monólogos, preguntas y respuestas sobre el proyecto principal que abarcó un año de trabajo para Jaime García. Así nos adentramos en su pensamiento creativo, desde el momento mismo de su individualización como artista hasta las realizaciones más complejas y alejadas de sus primeras elaboraciones compartidas.
 
Este primer supuesto se vio ligeramente modificado con la propuesta de retomar el trabajo artístico en un formato, podríamos llamar de salón, en el que quien escribe podía acompañar en primera persona su renacimiento plástico. Esto, obviamente, no es del todo inocente, sino que alberga en su fuero interno la necesidad que el artista, o por lo menos Jaime García, como tal, tiene de expresar que la generación del arte no se produce a través del receptor, sino que es su génesis la única que provoca el hecho artístico, mientras que su conocimiento externo es una consecuencia en la que el espectador puede aportar una nueva dimensión a lo ya realizado. Esto era algo que chocaba directamente con mi disciplina y mis ideas y ha sido motivo de más de una larga conversación. Y han sido precisamente esas conversaciones las que han derivado en la intención de realizar una pequeña introducción al cuerpo central del libro en la que se sometiera a crítica al menos algo de lo que se mueve o se ha movido alrededor del mundo del arte en las últimas décadas.
 
Así, cuando a la propuesta de la entrevista con Jaime García -en un sentido tradicional- se le une la propia experiencia plástica, la vocación del texto pide un poco más y fuerza a realizar una impresión más detallada de lo que la vigente actualidad del fenómeno artístico va produciendo en los espectadores, profesionales o accidentales: de ahí, estas consideraciones o reflexiones en voz alta que se posan en las siguientes páginas.”
 
 
Postlogos (extracto)